Salvia

Salvia La siembra Al momento de cultivar salvia elige un lugar que reciba luz natural pues la salvia necesita estar expuesta al sol directo. En interiores, puede ser cerca de una ventana. Una gran noticia es que la salvia se adapta a todo tipo de suelo así es que puedes cultivarla en cualquier lugar aunque, eso sí, lo ideal es contar con un terreno seco y arcilloso pues tengamos en cuenta que se trata de una planta mediterránea. Al momento de plantar, debes sembrar las semillas o esquejes hacia finales de la primavera, en filas y con una separación de 20 cm entre ellas y unos 70 cm de distancia entre planta y planta. Si se trata de semillas, lo mejor es sembrar a 1/8 de pulgada de profundidad. En este caso, la germinación se producirá a los 10 a 21 días siguientes. También puedes plantarla en macetas y tiestos con un buen sistema de drenaje y tierra abonada. El riego Cuando la planta es pequeña lo mejor es mantener el suelo húmedo pero cuando crece se recomienda realizar un riego suave y ligero aunque frecuente, evitando que sea abundante. Plagas y enfermedades Algunas de las plagas más frecuentes son producidas por el ataque de babosas, insectos, moscas blancas, ácaros y cochinillas. Entre las enfermedades más comunes están la fusariosis (una infección causada por ciertos hongos descomponedores del género Fusarium, el oidio (provocada por un hongo y cuyo síntoma es la aparición de un polvo blanquecino) y la podredumbre de la raíz (una infección que provoca la aparición de manchas castañas en el tallo y las hojas y marchita la planta). La Poda Elimina las malas hierbas para así no afectar el desarrollo de la planta. La cosecha Lo mejor es cosechar antes de que la planta florezca, hacia el mes de junio. El proceso es sencillo pues sólo tienes que cortar las ramas para luego colgarlas boca abajo en un ambiente seco, ventilado evitando que reciba la luz del sol. Cuando las ramas estén secas, guárdalas en frascos de vidrio. Cuidados imprescindibles Para tener mejores resultados am la hora de cultivar salvia puedes tener en cuenta los siguientes consejos e indicaciones: – Una gran forma de saber cuando la salvia necesita ser regada es observando el suelo: cuando está seco es hora de agregar agua. – ¿Sabías que si cultivar salvia en interior y descubres que se le acercan insectos bastará con regarla para ahuyentarlos? – Si el método anterior no funciona, puedes probar pasando una esponja con alcohol sobre la planta. Este método hará que al regar la planta el agua aleje a los insectos. Algo amarga y picante, la salvia es una hierba ideal para preparar infusiones o bien para condimentar pasta y otros platos de herencia italiana. Anímate a cultivar salvia para así disfrutar de esta hierba fresca y noble en tu hogar.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Buddleja davidii, también llamado lila de verano, arbusto de mariposa u ojo naranja) es un arbusto de la familia Buddlejaceae. Es originaria del noroeste de China y Japón. Se utiliza ampliamente

Securigera varia, comúnmente conocida como Crown Vetch o Purple Crown Vetch, Coronilla Rosa, es una enredadera leguminosa de bajo crecimiento. Es originaria de África, Asia y Europa y se usa comúnment

ARBOL DEL AMOR CERCIS SILIQUASTRUM, UN ÁRBOL QUE NO TE DEJARÁ INDIFERENTE El árbol del amor o cercis siliquastrum es una especie de hoja caduca de la familia de las fabáceas (árboles y arbustos recono