Como hacer un bonsai

Escoge una especie que se adapte a tu clima. No todos los árboles bonsái son iguales. Muchas especies perennes e incluso algunas plantas tropicales se pueden convertir en árboles bonsái, pero no todas las especies son apropiadas para tu ubicación específica. Cuando selecciones la especie, es importante considerar el clima en el que el árbol va a crecer. Por ejemplo, algunos árboles mueren en climas fríos, mientras que otros necesitan temperaturas heladas para poder entrar en estado de reposo y prepararse para la primavera. Antes de empezar, asegúrate de que la especie que escogiste puede vivir en tu zona, especialmente si planeas dejar el árbol en el exterior. El personal en la jardinería te puede ayudar si no estás muy seguro de tu decisión. • Una buena variedad de bonsái para los principiantes es el enebro. Estos árboles de hoja perenne son resistentes y se hallan distribuidos por todo el hemisferio norte e incluso en las regiones más templadas del hemisferio sur. Además, los enebros son fáciles de cultivar, responden bien a la poda y a otras "técnicas" y por ser de hoja perenne rara vez pierden sus hojas. • Otros coníferos que normalmente se cultivan como árbol de bonsái incluyen los pinos, los abetos y los cedros de distintas variedades. Los árboles de hoja caduca (con muchas hojas, también llamados caducifolios) también son buena opción, el arce japonés es increíblemente hermoso, al igual que las magnolias, los olmos y los robles. Finalmente, algunas plantas tropicales no leñosas (como el jade y la serissa japónica) son buenas opciones para ambientes hogareños en climas templados o fríos. Decide si vas a dejar tu árbol bonsái al interior o al exterior de tu hogar. Las necesidades del árbol pueden variar drásticamente dependiendo de su entorno. Por lo general, los ambientes caseros son más secos y reciben menos luz que los ambientes al aire libre, así que querrás elegir un árbol con menos necesidades de luz y humedad. A continuación se listan las variedades más populares de árbol bonsái, agrupados de acuerdo a su adaptación al entorno: • En el interior del hogar: ficus, cheflera, serissa, gardenia, camelia, buxus microphylla. • En el exterior: enebro, ciprés, cedro, arce, abedul, haya, ginkgo, alerce, olmo. • Ten en cuenta que algunas de las variedades más resistentes (como el enebro) se adaptan al interior y al exterior del hogar, asumiendo que reciben el cuidado que necesitan. Escoge un tamaño para tu bonsái. Los árboles bonsái vienen en distintos tamaños. La altura de los árboles completamente desarrollados puede variar desde 15 cm (6 plg) a 90 cm (3 pies) de altura, dependiendo de la espacie. Si decides sembrar el árbol de bonsái de una plántula o esqueje, al principio tendrá un tamaño incluso más pequeño. Los árboles más grandes necesitan más agua, tierra y luz solar, así que asegúrate de tener todo lo necesario antes de hacer tu compra. • Algunas cosas que debes tener en cuenta antes de decidir el tamaño del árbol son: • El tamaño del recipiente que vas a utilizar • El espacio disponible en tu casa u oficina • La disponibilidad de luz solar en tu casa u oficina • La cantidad de tiempo que puedes invertir en el cuidado del árbol (se tarda más en podar un árbol grande) Imagina cómo se verá el producto terminado cuando vayas a seleccionar una planta para convertirla en árbol bonsái. Una vez hayas decidido el tipo y tamaño de árbol bonsái que quieres, puedes ir a un vivero o tienda de árboles bonsái y escoger la planta que se convertirá en tu árbol bonsái. Cuando vayas a escoger la planta, busca que la hoja tenga un color verde vibrante para que estés seguro de que es una planta sana (sin embargo, ten en cuenta que los árboles de hoja caduca pueden tener hojas de diferente color en otoño). Finalmente, cuando hayas reducido la búsqueda a las plantas más saludables y hermosas, imagina cómo se verá cada planta después de podarla. Parte de la diversión de cuidar un árbol bonsái es podarlo y darle forma hasta que se vea exactamente como quieres (aunque es un proceso que puede tardar años). Escoge un árbol cuya forma natural ayude para podarlo o darle forma con las ideas que tienes en mente. Muchos bonsáis están hechos para verse como si fueran árboles adultos, incluyendo en proporción, forma y follaje. • Ten en cuenta que, si decides cultivar tu árbol bonsái desde su semilla, tendrás la capacidad de controlar el crecimiento del árbol en casi todas las etapas de su desarrollo. Sin embargo, puede tomar hasta 5 años (dependiendo de la especie del árbol) para que el árbol crezca desde su semilla hasta su tamaño completo.[3]Debido a esto, si lo que quieres es podar o darle forma al árbol relativamente rápido, lo mejor es comprar una planta adulta. • Otra opción es cultivar el árbol con un esqueje. Los esquejes son ramas que se cortan de árboles en crecimiento y se trasplantan para crear una nueva planta genéticamente idéntica. Los esquejes también son buena opción, no necesitan tanto tiempo para crecer como las semillas, pero siguen ofreciendo un buen control en el crecimiento del árbol. Escoge una maceta. El rasgo distintivo de los árboles bonsái es que se plantan en macetas que restringen su crecimiento. El factor más importante para decidir qué maceta utilizar es asegurarse de que la maceta sea lo suficientemente grande para que la tierra cubra las raíces del árbol. El árbol absorbe la humedad del suelo a través de las raíces. No querrás que la tierra sea insuficiente de forma que no permita al árbol retener la humedad. Para evitar que las raíces se pudran, también querrás asegurarte de que la maceta tenga uno o más agujeros de drenaje en la parte inferior. Si la maceta no tiene agujeros de drenaje, puedes crearlos con un taladro. • Aunque la maceta debe ser lo suficientemente grande para aguantar el peso del árbol, también querrás que tenga un aspecto estético y prolijo. Las macetas muy grandes hacen que el árbol se vea demasiado pequeño, dándole un aspecto bizarro o poco artístico. Compra una maceta suficientemente grande para las raíces del árbol, pero no te sobrepases, la idea es que la maceta complemente el árbol estéticamente siendo relativamente discreta a la vista. • Algunas personas prefieren sembrar su árbol bonsái en recipientes planos y luego transferirlos a recipientes más bonitos cuando han crecido. Este es un proceso realmente útil si tu especie de bonsái es frágil, ya que te permite posponer la compra de la maceta "bonita" hasta que tu árbol esté completamente hermoso y saludable.




332 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Buddleja davidii, también llamado lila de verano, arbusto de mariposa u ojo naranja) es un arbusto de la familia Buddlejaceae. Es originaria del noroeste de China y Japón. Se utiliza ampliamente

Securigera varia, comúnmente conocida como Crown Vetch o Purple Crown Vetch, Coronilla Rosa, es una enredadera leguminosa de bajo crecimiento. Es originaria de África, Asia y Europa y se usa comúnment

ARBOL DEL AMOR CERCIS SILIQUASTRUM, UN ÁRBOL QUE NO TE DEJARÁ INDIFERENTE El árbol del amor o cercis siliquastrum es una especie de hoja caduca de la familia de las fabáceas (árboles y arbustos recono